Los riesgos marítimos más comunes han sido tradicionalmente bastante predecibles: desastres naturales, fallas mecánicas y errores humanos. Ahora, sin embargo, el increíble crecimiento del comercio internacional y la introducción de nuevas tecnologías provoca una evolución en el tipo de riesgos que afectan a esta industria.

Por este motivo, la identificación y mitigación de estos riesgos es crucial ya que su impacto puede tener efectos de gran alcance en los negocios globales. En este artículo se destacan los más importantes y las maneras de minimizarlos.

Los 9 riesgos más importantes del transporte marítimo

Estos riesgos pueden suceder aisladamente o combinados. En cualquier caso, una pauta genérica para no tener problemas es revisar bien la mercancía y el contenedor. Muchos de los errores que se van a enumerar se dan por mera negligencia y son perfectamente evitables.

Riesgos externos a la carga

  • Catástrofes naturales: La gravedad de los eventos climáticos es más pronunciada y su frecuencia está aumentando. Un ejemplo claro es como una interrupción en el suministro de fuentes y rutas de envío puede afectar los transportes de petróleo.
  • Piratería: A pesar del excelente trabajo de una fuerza naval multinacional de seguridad, en algunas aguas, se ha incrementado. La piratería continúa, aunque con matices algo diferentes, y suele estar centrada más en el robo a mano armada que en el secuestro.
  • Amenazas informáticas: El riesgo cibernético ahora se considera una de las principales amenazas para el transporte marítimo internacional. Y, si bien los sistemas informáticos a bordo de los barcos son autónomos, todavía pueden ser vulnerables a amenazas internas, como las acciones iniciadas por empleados descontentos. No sólo eso sino que, a no ser que el blindaje de los datos sea muy sofisticado, los ataques desde el exterior también son posibles.
  • Riesgos asociados a las nuevas rutas: La expansión hacia nuevas rutas árticas se plantea como una realidad cada vez más inminente debido a las condiciones del hielo. A medida que el hielo ártico continúa derritiéndose debido al cambio climático, la industria espera que las aguas se abran, creando potencialmente rutas permanentes en el norte.

Riesgos internos asociados a la carga

  • Temperaturas extremas en los contenedores marítimos: Cuando se trata de mercancías perecederas, las temperaturas extremas son letales. Por ejemplo, el calor puede echar a perder frutas, verduras, carnes o pescados. Lo mismo puede suceder con el frío para determinados alimentos. Otro de los perjuicios más sutil, pero igualmente dañino, es el que genera la humedad. Este es el motivo por el que se utilizan contenedores refrigerados con revisión de temperatura.
  • Retraso del envío: Una mercancía tiene que llegar en tiempo y forma porque el cliente la necesita para comercializarla. El retraso en la fecha acordada es uno de los principales riesgos. La quiebra de la confianza que se genera en el comprador puede evitar futuras operaciones.
  • Mojadura: Si las mercancías se mojan, estas quedarán inutilizadas. Normalmente, esto se debe a una mala gestión del cierre del contenedor, a problemas en la carga y descarga o a un mal almacenamiento.
  • Pérdida de mercancía: Este es un riesgo que se ha minimizado en los últimos años, pero que sigue estando ahí. En primer lugar, por problemas en la ruta como un naufragio o avería del buque. Por otra parte, por posibles robos o sustracciones en los puertos de destino o carga.
  • Contaminación: Los contenedores marítimos tienen que estar bien distribuidos para evitar interacciones entre mercancías que sean incompatibles.

Por último, hay que hacer mención del riesgo asociado a los errores humanos. Esta realidad hace que los responsables del transporte marítimo internacional empiecen a plantearse el envío autónomo, por sus muchos beneficios potenciales.

Conclusión

El transporte marítimo se ha profesionalizado y se han reducido la mayoría de riesgos. La privatización en los servicios de carga y descarga, así como el cobro de recargos ad hoc en función del caso, aportan seguridad jurídica. En cualquier caso, para la prevención de estos riesgos puede contar con nuestros servicios de protección