Desde la llegada de la Covid-19, muchas actividades presenciales pasaron a hacerse a distancia. Desde la educación de los niños y el teletrabajo a gran escala hasta mantener el contacto con familia y amigos, confiamos cada vez más en la internet para mantenernos conectados, y parece ser una tendencia que va a continuar creciendo.

Cómo proteger los datos en las videollamadas

Aunque Skype es muy conocido y hace mucho que existe y FaceTime era la aplicación que la gente estaba acostumbrada a usar para videollamadas con amigos, la aplicación de videoconferencia más popular desde que comenzó la crisis por la Covid-19 es Zoom.

El rápido incremento en la cantidad de usuarios hizo que aumentara también el número de críticas sobre que Zoom no se toma en serio las preocupaciones de seguridad de las videoconferencias de los usuarios. Causó preocupación el hecho de que Zoom no posee, como muchos habían creído, cifrado de extremo a extremo. Zoom compartió guías para proteger las reuniones en una publicación en un blog y un video, pero continúan haciendo a los usuarios responsables de su propia seguridad.

9 consejos para ayudar a proteger sus llamadas de Zoom

  • Proteja la sala de la reunión con contraseña y exija que se use autenticación. 

De esta forma, solo las personas que usted quiera entrarán en la llamada. Quite a los participantes no invitados y que interrumpieron la reunión.

  • Deshabilite la opción de compartir pantalla. 

De esta forma, solo las personas que usted elija pueden compartir su pantalla.

  • Tenga cuidado de no hacer clic en los enlaces o abrir los documentos que le envían.

Verifique por otro canal de comunicación que el remitente sea el que le haya enviado el enlace o documento.

  • Tenga cuidado con lo que muestra en el fondo.

Por ejemplo, traslade de lugar objetos personales o fotografías de sus hijos para que no se vean. Zoom también ofrece la oportunidad de cambiar el fondo (otras aplicaciones para reuniones, como Skype, le dan la opción de desenfocar lo que tenga detrás)

  • Chequee lo que tiene en pantalla antes de usar la función para compartir pantalla.

Por ejemplo, si tiene abiertas pestañas, ventanas de chat privadas o documentos que muestren información personal. Tenga cuidado de no mostrar por accidente un correo electrónico con su dirección o planos cercanos de su tarjeta de identificación, tarjeta de crédito, etc.

  • Revise sus configuraciones

Hay opciones de seguridad que no se activan por defecto. Zoom tiene diferentes configuraciones para escritorio y para dispositivo móvil. La configuración de escritorio es más detallada y brinda más control que la versión móvil. Por ejemplo, los anfitriones tienen más herramientas de gestión, y los usuarios pueden gestionar cuentas bloqueadas solo en la versión de escritorio.

  • Manténgase informado sobre noticias y actualizaciones de la aplicación. 

Estar informado le dará una mejor idea de cuáles son las distintas funciones de seguridad disponibles.

  • Tenga cuidado al usar redes públicas de Wi-Fi

Las mismas características que convierten los puntos de acceso Wi-Fi gratuitos en deseables para los consumidores los hacen atractivos para los hackers; en concreto, la ausencia de requisitos de autenticación para establecer una conexión de red. Esta característica ofrece una oportunidad a los hackers para obtener acceso sin restricciones a los dispositivos no seguros de la misma red.

  • No le dé su teléfono a alguien que no sea de confianza

Alguien con acceso físico a su teléfono puede fácilmente instalar aplicaciones para hackear y causarle problemas.

Recuerde: los hackers y los criminales cibernéticos aprovechan las oportunidades. Por eso, el uso más extendido de las videoconferencias llevó a que se convirtieran en un objetivo. A medida que evoluciona la tecnología de videollamadas, los actores más importantes tendrán que mantener sus esfuerzos para garantizar la seguridad de los usuarios.

Para realizar un análisis de los riesgos que presenta esta tecnología de comunicación virtual, no dude en contactarse con LatinRisk.